¡TU CUERPO ES INTELIGENTE!

spin-5294686_1920
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Es posible que no lo hayas pensado hasta ahora, pero lo que contestes determina mucho cómo vives, lo que vives, incluidos los retos, los síntomas y un larguísimo etc…

Nosotros lo tenemos claro: El cuerpo ES INTELIGENTE.

Ahora mismo, mientras lees estas líneas, tu corazón bombea 5 litros de sangre cada minuto, en 24 horas respiras entre 7.200 y 8.600 litros de oxígeno, tu sistema digestivo se coordina para digerir si comiste algo hace poco y TODO sin tener que hacer nada al respecto.

Y entonces ¿por qué será que solo me acuerdo de mi cuerpo cuando algo va mal?

A nadie le gusta que le duela el cuerpo o sentirse mal, pero así mismo es necesario parar de vez en cuando y ser conscientes de lo perfecto que es el cuerpo; de lo bien hechos que estamos…. ¡Incluido TÚ!

Todos estamos al corriente de los síntomas comunes en el cuerpo cuando hay una infección por virus o por bacterias como: estornudos, mucosidades, tos, fiebre, vómitos/diarrea.

Cada uno de ellos tiene un cometido en el cuerpo para que éste pueda combatir los patógenos. Por ejemplo, las mucosidades son barreras en las membranas localizadas en los diferentes senos paranasales donde se pegan las bacterias o virus y así frenar su entrada al torrente sanguíneo.

Los estornudos y la tos serían otro mecanismo para poder expulsar estas mucosidades. La fiebre sube la temperatura media del cuerpo la cual dificulta la proliferación y la vida de patógenos.

Y, por último, mecanismos como el vómito o diarrea sirven para limpiar el cuerpo y desintoxicarlo.

¿No te parecen increíbles cada una de estas respuestas del cuerpo? Entonces ¿Por qué ir en contra de nuestro cuerpo y no a favor de él?

Con la Quiropráctica ayudamos a que la inteligencia del cuerpo exprese todo su potencial y haga su trabajo: a que ese gran poder que crea al cuerpo, también lo cure.

El cuerpo es tan inteligente que nos manda señales cuando algo falla y muchas veces incluso ANTES de que aparezcan los síntomas. A veces no les hacemos caso, pero el cuerpo no deja de ser inteligente…

Como quiropráctica me encargo de mantener la integridad neurológica del cuerpo y buscar indicadores muy sutiles que me guían para saber que necesita tu cuerpo como:

  • Análisis del sistema nervioso simpático y parasimpático.
  • Palpación de la columna vertebral.
  • Localización de subluxaciones vertebrales (irritación nerviosa).

Comparte y difunde por tus redes...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?